Un reto personal

Asociación para la Cura de los Cánceres Ginecológicos Espona (ACCGINE)

Esta es mi historia con el VPH y de ahí nace la A

 

En 2010 me detectaron el VPH. Durante años estubo parado al nivel SIL-I, el 1o de los 5 estratos de clasificación. Se suponía que mi sistema inmunitario tenía el 80% de posibilidades de inmunizarlo, porqué contra un virus no hay otro remedio.

Lo que me explicó el doctor era que el virus va mutando las células durante unos 9 años, y muy lentamente, pasando de estrato a estrato hasta llegar al 5, que es cuando la célula ya es cancerígena. Cosa que “no dejamos que ocurra, pues se practica una cononización, si el estrato sube de nivel” dijo.

Lo que me ocurrió a mí. En 2014 seguía en el primer estrato, el SIL-I, y nació mi hijo. Yo pasaba los controles semestrales estipulados.

Cuando mi hjo tenía 15 meses, me diagnostican carinoma de cérvix, de la nocha a la mañana, o sea, paso del estrato 1 al 5 de transformación de las células: en un tumor maligno, ¡en menos de 6 meses!.

Me realizaron una histerectomía radical de urgencia y a más a más, extirparon también parte de tejido sano para asegurarse bien de que el órgano salía en bolsa y solo quedaba tejido sano, pues no había metástasis en los gánglios… Con lo que me dieron un 99% de propabilidades de curación.

Por si esto ya fue considerado un caso raro, ojo al tanto que entré dentro de ese 1%, estando en el primer nivel de estado de cáncer. Es decir, si en la mayor de los casos lo daban por zanjado,  ¿qué me pasó? El virus seguía activo. Lo que se le llama resistencia del virus.

“A los 3 meses ya estaba haciendo células malignas”, palabras de la radióloga de oncología. A los 6 meses después ya se consideró una recaída, ya era anedocarninoma que se llama. Una metástasis como lo llamamos los y las que no estamos familiarizados. Entonces este segundo cáncer me convertía aún en más rara, al caso, me refiero, ¡por supuesto!.

Me practicaron una recisiva vaginal, que se llama, me dieron los tratamientos necesarios del momento: radioterapia y quimioterapia con Plantinol. Entonces me enojaba cuando oía que éstos son “simples cánceres de abajo”, que “esos son de los que NO dan problemas….”. Ahora, me quedo mirando a quien lo dice y solo le sonrío.

Mi respuesta fue resiliencia y proactividad. Empecé a mirar cómo esto se ve a mi alrededor. Vi ignorancia general , desinformación del VPH, del contagio, falta de información y conscienciación, por no hablar de los tratamientos, de sus efectos secundarios , y la pobre importancia que el tema cobra en sociedad, de que todabía hoy hay enfermedades tabú. Con ello incluyo a las administraciones, al sector empresarial, industrial y farmacéutico.

Una enfermedad que cada vez afecta a mujeres más jóvenes. Parece que se está adelantando unos 30 años en la edad de la mujer, dañando a las más jóbenes y dejando a algunas sin la oportunidad de tener hijos, entre otras cosas; pues me dio qué pensar en hacer algo productivo.

Entoncesarvi que era necesaria una Asociación pa dar a conocer esta enfermedad, ayudar a la coscienciación de la sociedad, de que el mundo entero sepa que ésta NO es una enfermedad sin demasiada importancia, y además vi la necesidad de estudiar la resistencia o prevalencia de ciertos virus ante el sistema inmunitario de las mujeres. Virus numerados, como por ejemplo el 16, uno de los más canceríjenos es el que me afecta a mí.

Y por supuesto, si me preguntan cómo es que no me uno a otras asociaciones del cáncer o doy el dinero recaudado a centros invesigadores de los cánceres del cuello de útero como el que tiene ,por ejemplo, el  HUAB; mi respuesta es “siempre falta un poco más”. Más información, más conscienciación, más respuestas, más preguntas, más líneas específicas, más investigadores, más colectivos, más lobby.

En este relato he tratado de explicar mi historia, por ahora aún actual, y también de qué irán las líneas de acción. Una de las principales no mencionada es también la recaudación de fondos para destinarlos a líneas específicas de investigación.  

No sabemos todabía a quién iran a parar los fondos, pues de aquí al mínimo propuesto de recaudo pueden aparecer y desaparecer muchas líneas, investigadores, laboratorios, etc.. Creemos que 1.000.000 € es un importe mínimo para empezar una investigación. El segundo paso después de tener el dinero es cotejar a todas las instituciones, infraestructuras e investigadores del momento, que se comprometan medianto contrato a cumplir los requisitos de I+D propuestos en la Asociación.

En breve esta información será actualizada, en cuanto la Asociación esté formalizada legalmente.

Decir que ésta es de interés común, sin ánimo de lucro y que como todas, las aportaciones y cuotas desgraban en la renta, con lo que el dinero que llega a invertir viene a ser un 25% del que ha aportado.

De momento, la forma que estamos recaudando fondos es a través de la comercialización de productos y servicios de Cristina Espona. No sólo el de la moda, sino que todo mi mundo empresarial y social gira entorno a la financiación de esta Asociación. De modo que hasta la fecha 1€ de cada clienta (1 € directo de la compra) va destinado a la Asociación. 

Así de 1000 clientas, 1000€.

Mi deseo es impedir que alguien más pase por lo que yo. Y por ello hace falta mucha información global, sin fronteras, para aquí, allí y los de más allá. Para todo el mundo. y mucha fuerza  e inteligencia y trabajo conjunto apuntando hacia un mismo lugar, la curación.

  • Brand Strategy 80%
  • Internet Marketing 60%
  • App Development 50%
  • Customer Happiness 90%

My Recent Work