Salgo de casa. Está lloviendo. Abro el paraguas y doy un par de pasos. Veo que el tiempo se va aclarando y me voy quitando las capas que llevaba puestas.

  


Un par de fotos más tarde (o unos cuantos pares…) me repienso. ¿Quizás debería entrar a por un chal?  Mi amado chal de pelo blanco (de conejo)… Llamo.

 Bueno, vale, un par de fotos más y voy. Por mi abrigo, que aquí afuera hace frío. Y me están esperando en la tienda de Rituals Cosmetics… Y  quiero ser puntual.


¡Por fin! Llego y me encuentro este precioso ramo de flores malva. Diría que son lavanda, pero sé que no lo son. De todos modos contrastan con mi bolso amarillo de Bimba & Lola.

Me sie to mucho más cómoda ahora con el chal y el solecito. Y los colores y las señoras de esta tienda…

Qué buen tiempo para llevar el chal, que es de Tot Pell. Y el vestido de la tienda Cristine. Me encanta el estilo boohoo de este vestido de flores.

Aii estoy como la primavera, ahora llueve, ahora sale el sol. Pero siempre sonriendo.
A propósito, los rituales que me tienen enganchada son los de base de arroz, que dejan la piel fina y libre de impurezas con él exfoliante de azúcar, la crema hidratante un toque de suavidad, y los productos de la misma línea para el pelo. Además huelen fenomenal.

Besitos de (cool)ores xxx